Diario de un presunto suicida – Reseña de Miguel Ángel Contreras Betancor.

El humor es una de las expresiones artísticas que más cuidado requiere so pena de que el intento degenere en una sucesión de exabruptos dignos de pasar al baúl del olvido o a la hoguera de la indiferencia más cruel. Afortunadamente, en Diario de un presunto suicida, su autor, Jorge Rodríguez Rueda (en adelante, JRR) exhibe un exquisito sentido del humor desde los primeros párrafos.
Este escritor granadino y murciano, que con La conciencia dormida, demostró que se maneja bien en el género negro, nos presenta en el Diario… las vicisitudes de Evaristo Medina, un hombre dispuesto a suicidarse, si bien al lector podría asaltarle la sospecha de que el tipo no es de fiar, porque como él afirma, su habitual falta de constancia hace que abandone todo lo que se propone. La maldita duda consume su espíritu ¿Qué mejor forma, pues, de acabar con tanta incertidumbre que pasar a mejor vida? O vaya usted a saber.
Pero antes de entrar en materia, es preciso apuntar que entre sus cualidades, Medina tiene una que probablemente desagrade: es un ser a quien la corrección política se la trae al pairo. No busque en él paños calientes.
Pero antes del fatal desenlace, Evaristo se ha comprometido a escribir un diario en el que irá narrando los aspectos más destacados de ese periodo que va desde su declaración de intenciones y los objetivos a cumplir, hasta el momento en que abandone el mundo cruel. Medina tiene asuntos que resolver, cosillas que quisiera probar; vamos, quiere sacar a pasear ese lado oscuro que todo representante de ventas tiene, pero que no todos descubren a tiempo. Por ejemplo, irse de putas, por mucho que la sola idea le revuelva el estómago.
Durante la lectura he vivido varios estados de ánimo que han hecho de la misma un placer: he reído, sonreído carcajeado y emocionado, sin que la trama haya sufrido merma alguna; es más, es en ese detalle donde se encuentra uno de los puntos fuertes de la novela. JRR no sólo ha escrito y descrito, tanto a los personajes como las escenas, con humor; también aprovecha para hacer de notario de su entorno cercano donde el lector puede verse reflejado siempre que viva (respire, sufra, llore y ría) en una urbe y no se limite vegetar.
Que Evaristo Medina afirmara solemnemente que se iba a suicidar, y que en el transcurso de la historia sea capaz, no sólo de aprender a vivir sino de apreciar los matices que la vida ofrece; que se sacuda algunos prejuicios, que vea más allá de su pasado inmediato, es un gran logro de JRR, quien también consigue un diseño equilibrado de esos personajes en teoría secundarios (Alcides, Bienvenida y por supuesto, el profesor) construyendo un coro sin estridencias: Eso ha sido muy gratificante, tanto para el lector como para el escritor que firma esta crónica.
En definitiva, Diario de un presunto suicida es la historia escrita de un personaje que manifiesta por escrito su disposición a morir mientras, en un primer momento y sin ser muy consciente, cuenta al lector cómo es posible vivir… viviendo.
Por Miguel Ángel Contreras Betancor
Escritor, Periodista y Redactor-Jefe de SoloNovelaNegra.com
19.11.2016

http://www.edicionesrosetta.es/tienda/diario-de-un-presunto-suicida/

portada-frontal

Anuncios

2 comentarios sobre “Diario de un presunto suicida – Reseña de Miguel Ángel Contreras Betancor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s